¿Por qué se agrega vitamina D a la leche?

¿Por qué se agrega vitamina D a la leche?

Descargo de responsabilidad

Si tiene alguna pregunta o inquietud médica, hable con su proveedor de atención médica. Los artículos de Health Guide están respaldados por investigaciones revisadas por pares e información extraída de sociedades médicas y agencias gubernamentales. Sin embargo, no sustituyen el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico profesional.

es crestor y rosuvastatina lo mismo

Apodada la vitamina del sol, podría pensar que la mayor parte de la vitamina D que obtenemos proviene del sol. Sin embargo, la deficiencia de vitamina D es un problema más común de lo que pensamos. Aproximadamente cuatro de cada 10 personas que viven en los EE. UU. Tienen una deficiencia de vitamina D.

Personas que han reducido la exposición al sol, como las viviendo más lejos del ecuador , los residentes de hogares de ancianos y los trabajadores de la salud, están especialmente en riesgo de no obtener lo suficiente (Forrest, 2011).

Partes vitales

  • La leche es una buena fuente de vitamina D ya que la mayoría de las marcas de leche la tienen agregada. Cada porción de leche fortificada contiene alrededor del 15-20% de la cantidad diaria recomendada de vitamina D para un adulto promedio.
  • La vitamina D es un nutriente esencial que apoya la salud de los huesos y la función muscular. Desde la década de 1930, se ha agregado a alimentos como cereales y leche para mejorar la salud pública.
  • Los seres humanos pueden obtener vitamina D de los alimentos, los suplementos y la luz solar. Los productos alimenticios son la mejor manera de satisfacer sus necesidades diarias de vitamina D.

Y aunque la luz del sol puede ser una fuente sólida de vitamina D, no es una opción ideal. Demasiada exposición a los rayos ultravioleta del sol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Es por eso que los profesionales de la salud recomiendan que obtenga su vitamina D de los alimentos. Las yemas de huevo, el atún, la carne roja y la leche fortificada son ejemplos de alimentos ricos en vitamina D.

Un vaso de leche de vaca fortificada nos proporciona alrededor del 15-20% de nuestra cantidad diaria recomendada de vitamina D. Los alimentos como la leche y los cereales no contienen vitamina D de forma natural, por lo que los fabricantes agregan el nutriente para ayudar a las personas a mantenerse saludables. Aquí encontrará más información sobre lo que necesita saber sobre la vitamina D, la leche y su dieta.

Anuncio publicitario

Roman Daily — Multivitamínico para hombres

Nuestro equipo de médicos internos creó Roman Daily para abordar las brechas nutricionales comunes en los hombres con ingredientes y dosis científicamente respaldados.

Aprende más

¿Por qué se agrega vitamina D a la leche?

Probablemente todos aprendimos en algún momento que la luz solar es una fuente natural de vitamina D. Y puede ser la fuente principal, con estudios que estiman que las personas obtienen aproximadamente el 80% de su ingesta de vitamina D de la luz solar (Wimalawansa, 2017).

Sin embargo, hoy en día no es una fuente tan confiable, ya que las personas generalmente pasan menos tiempo adentro y los riesgos asociados con la exposición excesiva al sol significan que es una forma menos práctica de obtener su dosis diaria de vitamina D. (Cashman, 2019).

Entonces, ¿cómo encaja la comida? En la década de 1930, la gente descubrió que agregar vitamina D a alimentos comunes como los cereales y la leche podría mejorar la salud pública. Más destacado, menos niños tenían raquitismo —Una condición de huesos débiles y deformados causada por una ingesta baja de vitamina D (Hernigou, 2019).

Agregar vitamina D a la leche también tiene otros beneficios. La leche es rica en calcio, pero nuestros cuerpos no pueden absorberlo sin la ayuda de la vitamina D. Agregarla a la leche durante el procesamiento asegura que obtengamos vitamina D y permite la absorción de calcio para tener huesos fuertes.

¿Cuánta vitamina D tiene la leche?

Cada porción de leche fortificada con vitamina D tiene al menos 100 UI (o 2.5 mcg) por porción de 8 oz (aproximadamente una taza). ¿Cuánto es eso exactamente? El adulto sano promedio necesita alrededor de 600 UI de vitamina D cada día para mantenerse saludable, y una porción de 8 oz es aproximadamente el 15-20% del requerimiento diario.

La mejor manera de ver cuánta vitamina D hay en un biberón de leche es consultar la etiqueta nutricional (ODS, 2020).

¿Cómo actúan juntos la vitamina D y el calcio?

11 minutos de lectura

Estas son algunas marcas comunes de leche y cuánta vitamina D tienen:

es sildenafil 20 mg lo mismo que viagra

¿Cuánta vitamina D necesito al día?

La vitamina D es un nutriente esencial que apoya huesos, nervios y músculos fuertes (Sizar, 2020). La cantidad de vitamina D que necesita cada día depende tanto de su edad como de si tiene niveles adecuados de vitamina D para empezar.

Como señalamos anteriormente, la recomendación para la mayoría de los adultos es 600 UI de vitamina D por día. Para los mayores de 70 años, la recomendación es de 800 UI (ODS, 2020). Sin embargo, las personas con deficiencia de vitamina D necesitan cantidades mayores.

La mejor manera de conocer sus niveles de vitamina D es extrayéndose de sangre. No todo el mundo necesita controlar sus niveles de vitamina D con regularidad, pero puede ser una buena idea si tiene síntomas de una deficiencia. Estos son los rangos comunes:

  • 30 ng / mL: adecuado y saludable.
  • Entre 20 ng / mL y 30 ng / mL: vitamina D insuficiente
  • Menos de 20 ng / mL: deficiencia de vitamina D
  • Niveles superiores a 80 ng / mL: asociado con efectos secundarios tóxicos

Deficiencia de calcio: 6 signos y síntomas

Lectura de 9 minutos

Algunos signos y síntomas comunes de baja vitamina D incluyen (Sizar, 2020):

  • Dolor de huesos
  • Estado de ánimo deprimido
  • Fatiga
  • Debilidad muscular

Ciertos individuos, como aquellos con enfermedad renal crónica o enfermedad inflamatoria intestinal, tienen un mayor riesgo de tener deficiencia de vitamina D (Sizar, 2020). Las personas con niveles bajos de vitamina D deben tomar un suplemento de dosis alta , mientras que quienes no tienen una deficiencia generalmente pueden mantener los niveles de vitamina D a través de una dieta saludable (Holick, 2011).

grano blanco como protuberancias en el pene

¿Qué otros productos alimenticios tienen vitamina D?

Como ya hemos destacado, la leche es una excelente fuente de vitamina D. También es asequible, accesible y está llena de otros nutrientes, como el calcio.

Dado que cada porción de leche solo contiene alrededor de 100 a 180 UI de vitamina D, probablemente necesitará fuentes de alimentos adicionales para cumplir con los requisitos ingesta diaria recomendada de 600-800 UI (Holick, 2011).

Los expertos coinciden en que una dieta variada rica en alimentos con vitamina D es la mejor manera de asegurarse de cumplir con los requisitos diarios. Aquí están algunas productos alimenticios cotidianos y cuánta vitamina D contiene cada uno (ODS, 2020):

  • Aceite de hígado de bacalao, una cucharada: 1360 UI
  • Salmón (salmón rojo), cocido, tres onzas: 570 UI
  • Trucha (arco iris), criada, cocida, tres onzas: 645 UI
  • Hongos, blancos, crudos, en rodajas, expuestos a la luz ultravioleta, ½ taza: 366 UI
  • Huevo, uno grande, con yema: 44 UI
  • Hígado, res, estofado, tres onzas: 42 UI
  • Atún (ligero), enlatado en agua, escurrido, tres onzas: 40 UI
  • Sardinas (Atlántico), enlatadas en aceite, escurridas, dos sardinas: 46 UI
  • Queso, cheddar, una onza: 12 UI
  • Cereal listo para comer fortificado con vitamina D, una porción: 8 UI

¿Cuál es la dosis correcta de vitamina D? ¿Puedes conseguir demasiado?

Lectura de 4 minutos

¿Necesito suplementos de vitamina D además de comer alimentos ricos en vitamina D?

Eso depende de la cantidad de vitamina D que obtenga de sus alimentos.

Si es vegano, vegetariano o alguien que no consume productos lácteos o pescados grasos con regularidad, puede resultarle difícil alcanzar la cantidad diaria recomendada. En ese caso, es posible que desee explorar los suplementos de vitamina D.

Los suplementos de vitamina D vienen en dos formas: D2 y D3. Cada uno es un tipo de vitamina D, solo que de una fuente diferente. La vitamina D2 proviene de productos vegetales y la D3 comúnmente proviene de pescados grasos como el salmón o el atún. Es más probable que vea la vitamina D3 como un suplemento, ya que es más efectivo en niveles elevados de vitamina D que D2 (Tripkovic, 2017).

que tamaño se considera pene pequeño

Los suplementos de vitamina D3 de venta libre disponibles vienen en varias dosis, que incluyen 400 UI, 800 UI, 1000 UI y 2000 UI.

¿Es posible tomar demasiada vitamina D?

Aunque es raro, es posible obtener demasiada vitamina D. Para los adultos sanos, esto generalmente solo sucede si toma cantidades excesivas de suplementos en dosis altas sin que se controlen sus niveles en sangre (Asif, 2020).

Efectos secundarios de demasiada vitamina D incluyen náuseas, vómitos, dolor muscular y micción frecuente (Sizar, 2020). Quedarse bajo el diario límite máximo de 4000 UI La vitamina D evitará el riesgo de toxicidad (ODS, 2021).

Si no obtiene toda la vitamina D que necesita a través de su dieta, los suplementos de vitamina D3 pueden ayudarlo a obtener ese impulso adicional de vitamina D para una salud ósea y muscular óptima.

Referencias

  1. Asif A, Farooq N. (2020). Toxicidad por vitamina D. StatPearls. Recuperado el 29 de marzo de 2021 de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32491799/
  2. Cashman K. D. (2020). Deficiencia de vitamina D: definición, prevalencia, causas y estrategias para abordar. Calcified Tissue International, 106 (1), 14-29. doi: 10.1007 / s00223-019-00559-4. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31069443/
  3. Forrest, K. Y. y Stuhldreher, W. L. (2011). Prevalencia y correlaciones de la deficiencia de vitamina D en adultos estadounidenses. Nutrition Research, 31 (1), 48–54. doi: 10.1016 / j.nutres.2010.12.001. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21310306/
  4. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, Murad MH, Weaver CM., Endocrine Society. (2011). Evaluación, tratamiento y prevención de la deficiencia de vitamina D: una guía de práctica clínica de la Endocrine Society. Revista de endocrinología clínica y metabolismo, 96 (7), 1911-30. doi: 10.1210 / jc.2011-0385. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21646368/
  5. Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS). (Enero de 2021). Hoja informativa sobre vitamina D para consumidores. NIH. Recuperado el 8 de febrero de 2021 de https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-Consumer/
  6. Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS). (Octubre de 2020). Hoja informativa sobre vitamina D para profesionales de la salud. NIH. Recuperado el 16 de febrero de 2021 de https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-HealthProfessional
  7. Hernigou, P., Auregan, J. C. y Dubory, A. (2019). Vitamina D: parte II; aceite de hígado de bacalao, radiación ultravioleta y erradicación del raquitismo. Ortopedia internacional, 43 (3), 735–749. doi: 10.1007 / s00264-019-04288-z. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30627846/
  8. Sizar O, Khare S, Goyal A, et al. (2020). Deficiencia de vitamina D. StatPearls. Recuperado el 1 de febrero de 2021 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532266/
  9. Tripkovic, L., Wilson, LR, Hart, K., Johnsen, S., de Lusignan, S., Smith, CP, Bucca, G., Penson, S., Chope, G., Elliott, R., Hyppönen , E., Berry, JL y Lanham-New, SA (2017). Suplementación diaria con 15 μg de vitamina D2 en comparación con vitamina D3 para aumentar el estado de 25-hidroxivitamina D durante el invierno en mujeres sanas del sur de Asia y de Europa blanca: un ensayo de fortificación de alimentos aleatorizado, controlado con placebo de 12 semanas The American Journal of Clinical Nutrition, 106 (2), 481–490. doi: 10.3945 / ajcn.116.138693. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28679555/
  10. Wimalawansa, S. J., Razzaque, M. S. y Al-Daghri, N. M. (2018). Calcio y vitamina D en la salud humana: ¿exageración o real ?. The Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology, 180, 4-14. doi: 10.1016 / j.jsbmb.2017.12.009. Obtenido de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29258769/
Ver más